Congreso Ciencia y Universidad

Congreso Qué es el Comunismo


PRESENTACIÓN DE LA FUNDACIÓN

Fundación Horacio Fernández Inguanzo     La Fundación Horacio Fernández Inguanzo, fundación de investigaciones marxistas del Partido Comunista de Asturias, fue creada en 1998 con la voluntad de cubrir un espacio en Asturias que, con el paso de los años, ha ido quedando – salvo honrosas excepciones –deshabitado. Este espacio no es más que el de una cultura crítica, políticamente implantada y que, por lo tanto, toma partido ante los distintos fenómenos del presente.

     Es evidente que las tradiciones filosóficas, históricas, científicas y políticas son múltiples y de carácter diverso. Tomar partido por alguna de las tradiciones presentes en nuestra cultura, no es una elección azarosa, sino que se escogerá aquella que permita dar cuenta de nuestras acciones, de nuestras construcciones. En definitiva, que permita explicar racionalmente (una racionalidad operatoria, manual, materialmente ejercida, constructora y transformadora) el mundo en el que vivimos, aprehender el mundo.

     El mundo no se descubre, no se revela, no es una realidad dada. Se construye, y se construye a través de la actividad, de la producción (técnica, tecnológica, científica, política) humana. Así, desde esta perspectiva que construye el mundo, mantenemos que éste se haya en constante cambio, en perpetua ampliación de los fenómenos que lo constituyen y que suponen una continua reorganización del material social, científico y económico. Será necesario, en la medida en la que uno quiera mantenerse comprometido con el presente, adoptar una perspectiva dialéctica que permita explicar estas realidades y, además, que permita dar cuenta de todas las demás tradiciones.

     Porque, al fin y al cabo, toda filosofía, toda visión del mundo, se ejercita en tanto que enfrentada a otras, en constante lucha.

     De este modo, la Fundación Horacio Fernández Inguanzo trabajará, y es éste su principal objetivo, por fomentar y promocionar una tradición, una cultura – objetiva – crítica, comprometida y que conscientemente pretende, pues no puede ser de otro modo, entrar en el proceso de transformación del mundo que implica toda actividad humana. No consiste pues, en filosofar, sino en realizar una determinada filosofía para transformar el mundo, para construirlo. La tradición que reivindicamos ha de ser crítica y dialéctica. El único sistema que hoy cumple estos requisitos es el Materialismo. Y nuestro compromiso con la transformación del mundo en una construcción racional que libere a los hombres de la alienación a la que en la actualidad se ven sometidos, es la consecuencia coherente de la aplicación de éste sistema: el Comunismo.

     No quiere decir esto, bajo ninguna circunstancia, que no se tengan en cuenta a las diferentes tradiciones distintas del materialismo, sino todo lo contrario, que se está abierto por los propios requisitos del sistema de coordenadas que ejercitamos a discutir en un proceso dialéctico todas las demás propuestas y proyectos diferentes al que proponemos.

     De esta forma, las actividades de la Fundación se encontrarán orientadas por los mismos criterios que hemos venido señalando con anterioridad: actividades comprometidas con el presente, críticas y dialécticas, en constante discusión con otras posiciones, que permitan la generación de unas condiciones materiales que posibiliten la construcción de una realidad distinta, racional, materialista y socialista.?